Archivo diario: 9 julio, 2019

Raices sanas, Alas Valientes. Construir educativa-mente

Raíces sanas, alas valientes. Construyendo Educativa-mente

Junto con el grupo GPE (Psicólogos Evangélicos) celebramos nuestro X encuentro en el que analizamos, entre otros, los retos del avance tecnológico o el abordaje sobre sexualidad en los centros educativos.

La cita fue en la ciudad Tarraconense de Comarruga del 8 al 10 de febrero.

Contamos con la presencia de educadores de inglés, de música, de universidad, de restauración de patrimonio, además de especialistas en Psicología clínica, social y educativa. Escuchamos al doctor en Pedagogía Jaime Fernández acerca de la visión bíblica de la infancia y adolescencia y de cómo responder a los desafíos contemporáneos durante estas edades.

La prevención del abuso sexual en la infancia y la atención afectivo sexual en los centros educativos, la hiperconectividad y buscar la vida con propósito, a pesar de ser workaholics, fueron otros de los temas presentados en los diferentes talleres.

Como viene siendo habitual celebramos la Asamblea anual del grupo. Contamos con la presencia de diferentes entidades sociales de ayuda a la infancia y juventud, nos presentaron el programa de escuela de padres de la asociación “Educadores cristianos” y también la plataforma cristiana “Con mis hijos no te metas”, así como el programa para niños desfavorecidos de la ONG “Compassion”.

LA DIGITALIZACIÓN, SUS OPORTUNIDADES Y RETOS

Estamos viviendo en una sociedad de milenials que avanza de forma acelerada hacia la digitalización –consideró el Pedagogo y Teólogo Jaime Fernández- además de caracterizarse por ser hijos de la globalización y de desear trabajos que les hagan sentirse bien, a pesar de que no ganen mucho dinero. Youtubers, Influencers o captadores de tendencias son las profesiones de estos jóvenes que manifiestan el individualismo de sus vidas y el miedo a perderse algo importante.

El secularismo, la rapidez y el estrés, la ciencia como Dios, la búsqueda de placer y el egoísmo son las características comunes de esta generación, cuyas consecuencias, en algunos casos, son actitudes negativas como el pesimismo, la manipulación, el humanismo como centro y la visión determinista de la vida. Frente a este panorama desolador la visión bíblica debe ofrecer la verdad, que es Cristo, la seguridad, el amor, la compasión y el significado en la vida, teniendo en cuenta la base de la fe, las razones y las creencias. Como cristianos y educadores es importante luchar para que los jóvenes aprendan a ser ellos mismos.

En la segunda plenaria, Jaime Fernández planteó cómo enseñar respondiendo a estos desafíos actuales, teniendo en cuenta la enseñanza de Jesús en los evangelios. El docente deberá estar apasionado con lo que enseña, ser expresivo y creativo, usar un lenguaje claro, dejando que cada niño o joven piense por sí mismo, aplicando lo que está aprendiendo. Por otra parte, también Jesús enseñó la contracultura, es decir, la necesidad de pensar y tomar decisiones por uno mismo, teniendo en cuenta que el amor es la raíz de toda arte. La familia también debería ser un canal de transmisión de valores para los hijos, además de que deberíamos vivir los valores eclesiales y seculares impactando en todo lo que hacemos diariamente y estando cerca de las personas.

EDUCACIÓN SEXUAL, COMUNICACIÓN, TRABAJO

Los talleres se iniciaron con la psicoterapeuta Silvia Villares, quien consideró la necesidad de la mirada hacia el agresor sexual para prevenir el abuso infantil y distinguió entre las personas que sienten atracción hacia los chicos menores de 11 años, o, pedófilos, y, los pederastas, que sí que han llegado a abusar sexualmente de los menores. En el primer caso, destacó que el hecho de tener una atracción hacia un niño no convierte a la persona en pederasta.

Para finalizar el programa de “construir educativamente en nuestra sexualidad” el psicólogo Josep Mª Carayol habló de que la educación afectiva-sexual en la infancia va a ser una huella en el corazón que marcará al niño durante toda su vida. De ahí la importancia de llevar un programa de educación sexual sana a los colegios e institutos.

Por su parte, la psicóloga Esther Martínez habló de que, debido a la alta conectividad de los jóvenes con los aparatos digitales, las relaciones personales se han estropeado, los padres han perdido el norte y las conversaciones se han interrumpido. Es importante distinguir entre distracción, con los móviles y otras pantallas, que atrae nuestra atención, que es placentera y de ocio, y la adicción, que supone una crisis de abstinencia cuando desaparece dicha fuente de entretenimiento.

Los peligros de la hiperconectividad son varios como: suplir con ésta las carencias afectivas, de comunicación, de atención o descanso; resignarnos antes la posibilidad de huir de la trampa; tener dificultades por no establecer un correcto orden de prioridades y no hablar a los hijos de la Palabra del Señor; el orgullo de la generación tecnológica, o, el sustituir las pantallas por la lectura de la Biblia.

Para combatir estos peligros la psicóloga dio varios consejos, como establecer horarios para desconectar pantallas o intentar no coger el móvil en tiempos de paseo. Recuperar el encanto de la lentitud y salir a la naturaleza; realizar mindfulness y meditación; leer antes de acostarse; y rodearse de amigos en persona son otras de las recomendaciones para evitar la adicción a las pantallas.

El taller sobre Workaholic contó con la presencia de la terapeuta Eva Aldea que definió el término considerando a este tipo de personas con una necesidad excesiva e incontrolable de trabajar de forma constante, debido a una gran ambición, con problemas económicos o con la incapacidad de delegar. Prosiguió con la definición de una vida abundante, algo que alguien esperaría o anticiparía como el gozo o el amor, que supone claridad en la dirección en cuanto a la vida que quiere llevar la persona. También es necesario establecer vínculos de calidad, tener momentos de pausa y desarrollar capacidades, dones y pasiones.